Leche “maternizada”

Al sucedáneo de la leche materna se le nombra muchas veces como “leche maternizada”, términos actualmente prohibidos. También están prohibidos “maternalizado”“humanizado”, “adaptado” o similares:

El etiquetado [de los «preparados para lactantes» y «preparados de continuación»] deberá estar diseñado de forma que proporcione la información necesaria sobre el uso adecuado de los productos y no disuadirá la lactancia materna, quedando prohibida la utilización de los términos “humanizado”, “maternizado”, “adaptado” u otros similares.

Artículo 4 “Prohibiciones y limitaciones generales” (apartado d) del Real Decreto 867/2008

No deben utilizarse términos como «humanizado», «maternalizado» o términos análogos.

Artículo 9 “Etiquetado” (apartado 2. c) del Código Int. de comercialización de sucedáneos de leche materna 

La propia palabra “maternizada”, transmite que este producto es parecido a la leche materna o incluso podría proceder de ella.

Ejemplo del uso del término “leche maternizada” (prohibido por el R. D. 867/2008), por el “Banc dels aliments de Barcelona”. Citado por Alba Padró.

Para referirse correctamente al “sustituto de la leche materna” se puede utilizar: “sucedáneo de leche materna”“preparado para lactantes”“preparados de continuación”“leche de fórmula”, “leche artificial”. Y la alimentación con este sucedáneo: “lactancia artificial”.

El Real Decreto 867/2008 y el Código Internacional de comercialización de sucedáneos de leche materna regulan la denominación comercial de este producto. Pero a las empresas de alimentación infantil les interesa transmitir similitud con la leche materna, el oro blanco, y por ello muchas veces utilizan el término “maternizada”. En otras ocasiones se utiliza por desconocimiento, propio de la cultura del biberón.

Ejemplo del uso del término “leche maternizada” (prohibido por el R. D. 867/2008), por el Ayuntamiento de Madrid. Campaña #PresupuestosMadrid 2016.

Reproducimos a continuación los fragmentos del Real Decreto y del Código Internacional, que hacen referencia a las definiciones que nombramos:

  1. Preparados para lactantes: los productos alimenticios destinados a la alimentación especial de los lactantes durante los primeros meses de vida, que satisfagan por sí mismos las necesidades nutritivas de estos lactantes hasta la introducción de una alimentación complementaria apropiada.
  2. Preparados de continuación: los productos alimenticios destinados a la alimentación especial de los lactantes cuando se introduzca una alimentación complementaria apropiada que constituyan el principal elemento líquido de una dieta progresivamente diversificada de estos lactantes.

Real Decreto 867/2008 (Artículo 2. “Definiciones”).

«Preparación para lactantes»: todo sucedáneo de la leche materna preparado industrialmente, de conformidad con las normas aplicables del Codex Alimentarius, para satisfacer las necesidades nutricionales normales de los lactantes hasta la edad de 4 a 6 meses y adaptado a sus características fisiológicas; esos alimentos también pueden ser preparados en el hogar, en cuyo caso se designan como tales.

«Sucedáneo de la leche materna»: todo alimento comercializado o de otro modo presentado como sustitutivo parcial o total de la leche materna, sea o no adecuado para ese fin.

Código Int. de comercialización de sucedáneos de leche materna (Artículo 3. “Definiciones”).

Post completo en: Mammalia

Share