La industria alimentaria nos miente, sí. ¿Pero cuál?

Este artículo es fruto de la colaboración de Gemma del Caño (@farmagemma) y Florenci Cutrina (@fcutrina), preocupados por la radicalización de algunos mensajes respecto a la industria alimentaria. Entre los blancos y los negros hay unas escalas de grises maravillosas, señalemos los blancos, señalemos los negros y maticemos los grises.

El consumo en datos

No podemos negar que el consumidor se siente en muchas ocasiones confundido, engañado por la Industria Alimentaria. Sobre todo, ahora que se preocupa más por su salud. No podemos anular lo que siente, pero ¿toda la industria alimentaria le miente?

En datos de 2016, cada español consume una media de 662,5 kg de alimentos al año, casi dos kg por persona al día (añadiremos que, de ellos, un 5% se van a la basura). Pero ¿qué es lo que más consumimos? Esta tabla nos da una idea de los alimentos más consumidos según el Informe de Consumo de Alimentos en España (MAPAMA), como ven, la gama desde las frutas hasta el pescado se llevan la palma (y no nos referimos al tan denostado aceite).

Imagen 1

Fuente: www.almudenaseguros.es

El resto de los productos se consumen en proporción mucho menor. El consumo de ciertos alimentos como precocinados y bollería, teniendo unos valores bastante altos, se alejan mucho en cantidades de los productos no procesados en nuestra dieta. Podríamos decir que, si ponemos en peso los alimentos, los productos sin etiqueta ocupan la mayoría de la cesta de la compra.

Afirmar categóricamente que toda la Industria Alimentaria nos miente refiriéndonos únicamente a alimentos procesados, supone dejar fuera a la gran mayoría de Industrias del país. ¿Por qué tenemos esta percepción? Los alimentos procesados, envasados, tienen una mayor carga publicitaria y de marketing, no sólo porque lo necesitan para que lo compren, si no porque están fabricados por unas pocas marcas muy potentes que saturan nuestros supermercados y nuestros medios de comunicación con su publicidad.

Industria alimentaria

Y está funcionando, el incremento de platos precocinados está creciendo respecto a otros años. Eso no quita para que, con mucho, nuestra cesta de la compra esté llena en su mayoría de productos “no procesados”.

Todas las evidencias mostradas habitualmente en redes sociales, de forma muy mayoritaria etiquetas engañosas y productos poco saludables con un marketing asociado realmente dudoso, parecen converger en el mismo punto. Pero ¿estamos ante algo generalizado o estamos sesgando un sector mostrando solo los errores que cometen unos pocos? Con estos datos la respuesta es clara. Los actos de unos pocos, los que tienen suficiente capacidad para la publicidad, los envases más llamativos y los alimentos menos sanos (aunque igual de seguros) están haciendo temblar la confianza que deberíamos mantener en la red de Industria Alimentaria que tenemos en este país.

Fuente: www.almudenaseguros.es

Fuente: www.almudenaseguros.es

El consumo de fruta es 7 veces mayor al de platos preparados. Pero estamos tan saturados con tanta publicidad en alimentos procesados que pensamos que es lo mayoritario.

El lado oscuro de la industria alimentaria

Pero indudablemente, la industria alimentaria tiene un lado oscuro, que parte del mismo punto del que parten los fraudes o engaños en otros sectores: el dinero. Sí, no lo olviden, la función principal de las empresas, también las del sector alimentario, es ganar dinero.

El problema nace cuando para ganar dinero se va más allá de la legalidad o cuando se usan algunas trampas o promocionan ciertos alimentos poco saludables que pueden llevar a confundir y/o perjudicar al consumidor. En la primera edición del #microMOOCCA (http://grampositivo.es/2017/06/19/micromoocca-ciencia-y-alimentos/), por ejemplo, contamos con José Manuel López Nicolás (@scientia) que nos mostró algunas prácticas poco éticas cómo la estrategia del asterisco utilizadas en el sector de los alimentos funcionales (https://storify.com/gram_positivo/alimentos-funcionales-pasado-presente-y-futuro).

… …

Post completo en: GramPositivo

Share