Franz Anton Mesmer y el magnetismo animal (II)

Franz Anton Mesmer y el magnetismo animal (II):

La estadía en París y su famosa “cubeta”

Como ya mencioné en el artículo anterior, Mesmer huye de Viena y se establece en París. Su presencia en la capital francesa fue un furor, los parisinos se agolpaban en su consultorio para poder experimentar este mágico tratamiento que según las palabras de Mesmer, curaba todo tipo de enfermedades sin necesidad de pastillas o cirugías.

La clínica del Dr. Mesmer deslumbraba: salas de espera enormes, espejos suntuosos, fragancias de incienso en el aire. En el medio de la sala estaba la “cubeta”: una bañera ovalada de unos 30 centímetros de profundidad y un metro y medio de largo. En la baqueta había botellas de agua magnetizada herméticamente cerradas, con sus cuellos apuntando hacia fuera. Las botellas estaban sumergidas en agua y con limaduras de hierro sobre ellas. La baqueta estaba cubierta por una planchuela de hierro con agujeros. A través de los agujeros pasaban unas barras largas de hierro. Por lo tanto la “cubeta de Mesmer” era una enorme masa de metal imantado, el medio idóneo para hacer efectivo el magnetismo animal.

El tratamiento en la clínica de Mesmer no se hacía en forma individual sino en colectivo. Los pacientes se sentaban alrededor de la cubeta, presionando sus rodillas unos contra otros y tomándose de las manos. Este fuerte contacto físico permitiría el pasaje del famoso fluido permitiendo el magnetismo animal entre los pacientes. Luego se les recomendaba a los pacientes que tocasen la parte enferma de su cuerpo con la cubeta.

Siguiendo con la terapia, jóvenes ayudantes de Mesmer entraban a la sala. Comenzaban a masajear a los pacientes, mirándolos directamente a los ojos. Silenciosamente, de las puntas de sus dedos fluía el poder magnético, hasta que un pianoforte comenzaba a sonar, acompañado por la voz de una soprano que entonaba una melodía sin palabras.

– post completo en: http://elglobodegambetta.wordpress.com/2012/12/18/franz-anton-mesmer-y-el-magnetismo-animal-ii/

– por Matias Calero. EL GLOBO DE GAMBETTA.

– Tags: franz anton mesmer, hipnosis, magnetismo animal, mesmerismo, pseudomedicina –

 

Share

0 comments