EmDrive y Selección natural en la ciencia

Científicos de la NASA confirman que el “propulsor imposible” EmDrive funciona” leo incrédulo, cambio de pestaña y me encuentro con “El motor de la NASA que viola las leyes de la Física funciona”. Pintaba para ser un día memorable, de esos días cuando se confirma la medición de ondas gravitacionales o la medición del Higgs. Porque sí, el EmDrive es algo que parece fantástico a primera y segunda vista, un método de propulsión sin necesidad de propelente que haría los viajes espaciales más baratos y eficientes. Una verdadera revolución de la tecnología, no siempre se publica un artículo que dice romper las leyes de la física.

titulares
Titulares de ABC y gizmodo

Busco un poco más intentando contener la alegría de niño con juguete nuevo, de a poco el nivel de excitación baja, los ánimos se calman y artículos que ponen en duda la veracidad de los resultados aparecen. Las mediciones de la fuerza generada por el propulsor se podrían atribuir a errores de montaje o estadísticos. Decidido miro más de cerca el artículo y ayudado de algunosescépticos confirmó que los resultados no son concluyentes. De hecho el artículo parece tener un bajo nivel de rigurosidad como para haber sido aceptado y pasado la revisión por pares, y sobre todo llama la atención lo poco preocupado de los autores por eliminar posibles fuentes de errores.

ajuste
Ajuste lineal para la fuerza del propulsor. Notar las barras de error. Imagen del artículo

Hablemos sobre incentivos a la hora de hacer ciencia. La dinámica de la ciencia hoy en día la ha convertido en una competencia, con muchos graduados compitiendo por las pocas plazas de investigador en alguna universidad de prestigio o por financiamiento de sus proyectos. Además las revistas científicas han tomado una marcada tendencia a preferir el resultado inesperado, la novedad científica. Este sistema, cuando los parámetros a analizar son cantidad de papers e impacto de la revista presenta graves problemas.Parece raro que este tipo de artículo sea aceptado sin chistar, y más raro va a parecer cuando probablemente no aparezca otro artículo refutándolo. Pero dándole una vuelta más parece evidente el porqué de estas cosas.

Pensemos que soy un investigador. Claramente mi intención es obtener esa plaza en una universidad o ese financiamiento, por lo que mi opción más rentable es intentar probar hipótesis inesperadas lo cual me llevará, en la mayoría de los casos, a concluir que mi hipótesis era incorrecta. Lamentablemente este resultado no es novedoso y por lo tanto posiblemente no sea publicado en ninguna revista, a pesar de que mi investigación haya sido rigurosa. Aquí surge la opción de aflojar un poco en la rigurosidad, o cambiar los protocolos de mi investigación para obtener resultados novedosos y que puedan ser publicados.

Sorprendentemente este tipo de casos son más comunes de lo que uno esperaría. Los intentos de explotar el sistema científico han generado famosos fraudes como el de Schön en semiconductores. En 2001 su nombre aparecía en promedio en un artículo cada ocho días, algo bastante poco sorprendente cuando los datos de tus distintos experimentos sospechosamente tiene exactamente el mismo ruido. Finalmente todo esto culminó con el señor Shcön sufriendo el revocamiento de su doctorado por conducta deshonesta.

Menos conocido, y menos grave también, es el caso del pentaquark en 2003 (no confundir con el pentaquark de 2015).  Los quarks, partículas subatómicas que componen protones y neutrones, generalmente vienen en grupos de a tres, pero en 2003 el experimento LEP en Japón aseguró haber encontrado una extraña partícula formada por cinco quarks. En el plazo de unos años al menos nueve experimentos confirmaron la nueva partícula. La física de partículas se ha caracterizado por exigir alta significancia estadística para confirmar sus hallazgos y este caso en particular no es la excepción, el verdadero problema fue que los experimentos estaban sesgados a dónde encontrar la nueva partícula. Este caso culminó con la declaración de  Review of Particle Physics en 2006:

… …

Post completo en: Conciencia Salvaje

Share

0 comments