El asteroide triple Florence y su paso por la Tierra

Continuamente están pasando asteroides muy cerca de nuestro planeta. De hecho, a veces no nos damos cuenta de que el encuentro ha tenido lugar hasta después de que el asteroide se ha alejado de nosotros. Pero la mayoría de ellos son pequeñas rocas de unos cuantos metros de diámetro, así que un encuentro cercano con un asteroide 4,4 kilómetro es un asunto bien distinto. Y eso es lo que pasó el 1 de septiembre de 2017 cuando el asteroide 3122 Florence se acercó a siete millones de kilómetros de nuestro planeta. Siete millones de kilómetros son unas dieciocho veces la distancia de la Tierra a la Luna, por lo que huelga decir que la Tierra no corrió ningún peligro en el encuentro. Pero a la escala del sistema solar —y a la que usan los medios de comunicación— es una distancia increíblemente pequeña. Sobre todo porque nos permite la oportunidad de explorar un mundo cercano directamente.

Aunque no precisamente a través de telescopios, que también, sino usando el radar. Pese a pasar tan cerca y tener unas dimensiones considerables, Florence apenas alcanzó la magnitud 8,7 visto desde la Tierra, obligando a que cualquiera que quisiese observarlo se agenciase un telescopio. Pero el encuentro fue una oportunidad magnífica para estudiar un asteroide cercano a la Tierra (NEO) mediante radar usando el radiotelescopio de Arecibo (Puerto Rico) y la antena de Goldstone de la NASA (California). No en vano Florence no se había acercado tanto a la Tierra desde 1890 y no lo volverá a hacer hasta 2500. ¿Y qué hemos descubierto en el encuentro? Pues que Florence ha resultado ser un asteroide triple.

as ( NASA/JPL-Caltech).

El asteroide Florence no pasó precisamente rozando la Tierra, pero sigue siendo un encuentro cercano ( NASA/JPL-Caltech).

Efectivamente, Florence tiene dos pequeñas lunas. Su tamaño resulta difícil de estimar a partir de las imágenes radar, pero se cree que rondan los 100 o 200 metros. El periodo de la interior es de 8 horas (el más corto de todas las lunas de NEOs conocidas) y el de la exterior es de entre 22 y 27 horas. Podríamos decir que es una sorpresa, pero no lo es en absoluto. Sabíamos que Florence tenía un periodo de rotación muy elevado —de 2,4 horas— que normalmente se asocia con la presencia de lunas. Además, antes consideradas una rareza, los satélites de asteroides se han vuelto increíblemente comunes.

Eso sí, una cosa son los asteroides binarios o dobles —con una luna— y otra los trinarios o triples —con dos— como Florence. Estos últimos son mucho menos comunes. De hecho, Florence es el tercer NEO alrededor del cual se han descubierto dos lunas (todas ellas mediante radar, por cierto). Los otros dos NEOs triples son 1994 CC y 2001 SN263. Por supuesto, además de NEOs existen otros asteroides triples, aunque por el momento se trata de una familia muy pequeña y joven. El primer asteroide que se demostró triple fue 87 Sylvia, cuando en 2005 se descubrió una segunda luna a su alrededor.

En cuanto al asteroide en sí, ha resultado ser más esférico de lo esperado y parece tener una cresta en el ecuador y un gran cráter, estructuras que quizás están asociadas al impacto que formó las dos lunas. Conviene subrayar que Florence, además de NEO, es un asteroide potencialmente peligroso (PHA, Potentially Hazardous Asteroid), ya que así se definen todos los asteroides cercanos que pueden pasar a menos de 7,5 millones de kilómetros (0,05 unidades astronómicas) de la órbita terrestre. La probabilidad de que Florence choque contra nuestro planeta en los próximos milenios es nula, pero no así en escalas de tiempo más grandes (las órbitas de los asteroides no son estables). Florence no es el PHA más grande, pues ese honor le corresponde a 1999 JM8, un señor asteroide de siete kilómetros.

Florence, que fue descubierto en 1981, ha resultado ser un objeto más interesante de lo esperado. Puesto que no lo veremos tan cerca de la Tierra hasta dentro de quinientos años solo espero que podamos visitarlo mucho antes con sondas espaciales.

Post completo en: Eureka. Daniel Marín. Naukas

Share