Ciencia y corrección política: La (breve) historia de la Supremacía Cuántica

Es bien sabido que los ordenadores cuánticos pueden resolver ciertos problemas mucho más rápido que sus correspondientes clásicos. Además de la computación cuántica en sí, hay muchos otros problemas en los que los sistemas cuánticos nos pueden ayudar a realizar tareas de manera más eficiente que con nuestros sistemas clásicos. Ejemplos son el ordenado de bosones (boson sampling) y  la simulación de circuitos aleatorios.

Estos problemas fueron los que llevaron al físico John Preskill en el año 2012 a acuñar un término que englobara todos los casos en los que un sistema cuántico fuera más eficiente, desde el punto de vista computacional, que los sistemas clásicos conocidos. El término en cuestión fue ‘Quantum Supremacy’ (‘Supremacía Cuántica’). Lo definió en un párrafo bastante motivador de un artículo titulado Quantum Computing and the Entanglement Frontier.

Traducción: “Entonces esperamos llegar a la era de la supremacía cuántica, en la que seremos capaces de realizar tareas con sistemas cuánticos controlados que iran más allá de lo que podemos realizar con ordenadores digitales ordinarios. Para llegar a ese sueño tenemos que vencer al formidable enemigo de la decoherencia, que hace que los sistemas cuánticos grandes se comporten como clásicos.”

Básicamente la supremacía cuántica significa que podemos controlar un sistema cuántico de manera que lo podamos usar para ser mejor computacionalmente que los clásicos. El término se fue popularizando desde 2012 y a día de hoy en el repositorio científico ArXiv hay unos 40 artículos que incluyen el término en el título o el resumen.

¿Y por qué os cuento todo esto? Bien, resulta que este término ha empezado recientemente a levantar ampollas. Yo lo descubrí por un tweet de Jen Eisert, un imporante físico al que sigo en Twitter.

Este es el tweet

Hartmut Neven of Google apologizes for using the term “ supremacy” in Berlin.

Así que no sólo el término ha entrado en desuso, sino que resulta ofensivo. Como no sabía de qué iba el tema indagué y encontré un artículo de opinión en arXiv titulado, The careless use of language in quantum information. Este artículo critica el uso de términos en física cuántica que pueden resultar ofensivos por cuestiones históricas. Pone dos ejemplos, uno es el de supremacía cuántica. Lo compara con el término White Supremacy, que es la ideología racista que guió el Apartheid. También critica otro término muy usado en computación cuántica, ‘ancilla qubit’ (‘qubit criada’). Este término se refiere a una parte de un computador cuántico que no toma acción directa en la computación, sino que asiste a los demás. El término ‘ancilla’ deriva del Latín y se refiere a una esclava femenina.

Al parecer la cosa ha calado y ya hay voces que se alzan para solicitar un cambio de terminología en el caso de la supremacía cuántica. Algunas propuestas de cambio son ‘ventaja cuántica’ (‘quantum advantage’) o incluso ‘super-polynomial computational speedup’ (‘aceleración computacional superpolinómica’). Este último no creo que sea muy popular. En el otro caso, ‘ancillary qubit’ no he oído ninguna propuesta de cambio, y creo que no la oiré ya que es un término que se lleva usando mucho tiempo.

Esto lleva a la pregunta de si se deben cambiar términos que se han popularizado en la comunidad científica por cuestiones políticas o sociales. Fuera del campo de la física cuántica hay también otros ejemplos. En un cluster de ordenadores el que los controla es el ‘master computer’ (‘ordenador amo’) y los controlados son los ‘slaves computers’ (‘ordenadores esclavos’). Muchos componentes mecánicos se clasifican en ‘macho’ y ‘hembra’ según penetren o sean penetrados. Seguro que sabéis más ejemplos.

Personalmente, el término supremacía cuántica no me importa cambiarlo, ya que no está realmente implantado. Otros sería mucho más complicado, y se provocaría un problema real de comunicación entre científicos. Al cambiar los términos tendremos problemas de no saber si un artículo trata de lo mismo que otro, o de si estamos hablando de la misma cosa.

Post completo en: Manzanas Entrelazadas

Share

0 comments