¿Astrología?

Pseudociencia que resiste el paso del tiempo. Millones la consultan a diario. ¿Funciona?

Nacer un día a una hora determinada afecta tu destino, gustos, amor, fortuna, en TODO. Ginecólogos y obstetras deberían tener más cuidado al plani?car cesáreas, porque ese momento preciso en el cual el recién llegado al mundo verá la luz, se verá afectado por la posición de astros, estrellas y planetas, al menos los conocidos cuando nació esta pseudociencia, marcando su futuro para siempre.

Al menos ese creen millones de personas en el mundo, quienes consultan a diario el horóscopo para tomar decisiones o por lo menos ver que le depara el día, además de recomendar uno que otro ritual para intentar cambiarlo.

Origen

El horóscopo determina tu personalidad, los poderosos astros que dominan los cielos deben afectarnos de manera individual, después de todo la creación gira en torno a nosotros, o ¿no es así?

El maravillarse con los cielos estrellados y comenzar a buscar patrones entre lo que sucedía en ellos y lo que pasaba acá abajo resulta fácil de entender para civilizaciones antiguas que no poseían los conocimientos que actualmente manejamos.

Un eclipse lunar o solar, el paso de un cometa, patrones de estrellas que le dimos formar al unir puntos, sin que ni siquiera perteneciesen a un grupo estelar, era interpretados y relacionados con eventos cotidianos o extraordinarios.

¿Funciona?

La ciencia no puede probar un negativo. ¿Qué quiere decir esto? No se puede establecer ningún método a través del cual se pueda demostrar sin lugar a dudas que algo no existe.

Entonces no es una cuestión de creencias, sino de evidencias que deben ser aportadas por quienes a?rman que es real. Allí falla evidentemente la astrología, la cual ha tenido férreos defensores pero nunca han llevado sus a?rmaciones al terreno de lo que puede considerarse como prueba.

Aunque ni siquiera los astrólogos se pueden, o les interesa, ponerse de acuerdo en cuanto a cómo funciona la cosa, digamos que en general se trata de efecto que los planetas y estrellas tienen sobre las personas, y que los astrólogos son capaces de leer por medio de la cierta metodología. Hasta allí vamos bien.

Por de?nición si hay un “efecto” de estos astros sobre un individuo, o sobre todo un grupo de individuos bajo ciertas condiciones, debería ser posible medirlo, cuanti?carlo por lo menos estadísticamente.

Phil Plait.

El astrónomo se ha tomado en serie el estudio del “efecto” que planetas y estrellas pueden tener sobre los seres humanos. La física moderna reconoce la existencia de cuatro fuerzas fundamentales, la gravedad, el electromagnetismo, la fuerza fuerte y la fuerza débil, estas dos últimas sólo presentes en el cosmos de las subpartículas en los núcleos de los átomos.

Veamos las dos primeras. La gravedad que ejercen los planetas del sistema solar sobre la Tierra disminuye con la distancia que hay entre ellos y nuestro planeta, la in?uencia gravitatoria que ejerce Neptuno sobre nosotros no es mayor que el de un balón de fútbol.

Entonces si el “efecto” fuese gravitacional debería ser Júpiter el planeta que mayor in?uencia tiene en el horóscopo, o realmente nuestra Luna por la proximidad a la Tierra. Pero no es así.

Entonces debe ser el electromagnetismo. Pero los planetas no presentan carga eléctrica que nos in?uencie, para que esta fuerza sea signi?cativa debería ser el Sol la mayor o única fuente de efectos astrológicos por su in?uencia directa de campo magnético. Pero tampoco lo es.

¡Nos hemos quedado sin fuerzas! escribe Plait en su blog. “Si se trata entonces de una fuerza desconocida que no obedece las leyes de la física moderna, entonces, los asteroides, los exoplanetas y a lo mejor hasta la materia oscura podrían dominar la astrología”, concluye Plait.

Fraude

El doctor en psicología de la Universidad de Saskatchewan en Canadá, Ivan W. Kelly, ha conducido numerosos experimentos e investigaciones sobre la astrología, dice que la astrología tiene una cosa en común con la parapsicología: “Un altamente visible lujo de porquerías impulsadas por el mercado, que amenazan con enterrar el trabajo de investigadores serios”.

Predecir el futuro es un mercado lucrativo para unos cuantos, quienes mantienen a la astrología en su programación de televisión, radio, sitios web, periódicos y revistas, a sabiendas que les generará ganancias económicas a costas de la ignorancia de muchos. Si hay un espacio de astronomía por cada diez de astrología será un buen día para la ciencia.

… …
Post completo en: Piensa!

Share

0 comments