Albert Einstein: Conquistador de universos

Albert Einstein: Conquistador de universos: “Me pregunto: ¿Si yo fuera Dios hubiera hecho las cosas de la misma forma?”. Einstein solía bromear con esta frase al final de su vida, cuando su obsesión por descubrir una teoría general que lo explicara todo había (y por todo hay que entender el universo completo), en cierta forma, disminuido sus contribuciones a la ciencia.

Estaba tan obsesionado que los últimos treinta años de su existencia fueron, más allá de la inmensa fama conseguida, poco productivos. De todas formas este “coqueteo” con Dios resulta interesante. El genio, que detestaba la palabra ateo y se definía a sí mismo como agnóstico (era judío), comenzó a hacer declaraciones que jamás se le habían escuchado en sus años de mayor productividad. La más famosa fue en el contexto de una biblioteca inmensa, en Princeton:

“Hay tanto que no sabemos… ¿Quién soy yo para decir que Dios no existe…?”.

Claro que al pronunciar esas palabras estaba cercano a la muerte.

La mayoría de los mitos corrientes sobre Albert Einstein no se corresponden con la realidad. Sí se sabe, y por declaraciones de su hermana, que no habló hasta los tres años, situación que preocupó a sus padres y les hizo creer que tenía cierto grado de retraso mental.

Ahora bien, los cuentos sobre su rol de mal alumno son simplemente eso, historias fabuladas para alimentar el mito.

Por ejemplo, sacaba pésimas calificaciones en literatura; sin embargo el desempeño que demostraba en ciencias resultaba asombroso, tanto que varios directores de escuela lo estimularon para que se esforzara en aquellas materias que no le interesaban así podría ingresar a la universidad, situación que se le complicó debido a una debacle económica familiar (su padre perdió todo en un mal negocio).

En términos filosóficos el gran aporte de Einstein fue animarse a pensar distinto en una época donde la civilización creía haber llegado a un punto máximo y las normas de la física eran verdaderas leyes cuasi religiosas.

En su momento se lo criticó ya que en ninguno de sus trabajos hace mención a los científicos anteriores a él que, de alguna u otra forma, se habían acercado a sus conclusiones, aunque estas críticas carecen de fundamento: Es cierto que existen predecesores, físicos que, basados en la observación, rondaron sus descubrimientos. El tema es que él dio una paso más allá, es decir, pasó de la simple fenomenología (veo algo) a elaborar teorías. Y su gran herramienta fue la matemática.

– post completo en: http://www.laverdadonline.com/noticia-54832.html

– por Omar Bello. LaVerdadonline.com

– Tags: biografía, Einstein, física –

This post was automatically created by WP Stacker. If you look for this WordPress plugin, check out WP-Stacker.com now!

Share